You are here

En medio de las dificultades, Juan Pablo es un ejemplo de vida para niños y jóvenes del IDIPRON.

Imágen de Juan Pablo ejemplo de superación

Categoría: Noticias Idipron

26 de junio de 2020

El séptimo Eje de Transversalidades y Enfoque Diferencial del Modelo Pedagógico del IDIPRON está relacionado con los Derechos Humanos y Ciudadanía. Son aquellas facultades o potencialidades inherentes a la persona, irrevocables, inalienables, intransmisibles e irrenunciables, establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 

“El ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en esta Constitución implica responsabilidades. Toda Persona está obligada a cumplir la Constitución y las leyes". Quisimos reseñar aquí la historia de Juan Pablo, un joven bogotano de 26 años quien vive en el centro de la ciudad con su madre y hermano.

“Crecí en un sitio muy fuerte en problemáticas sociales, en la localidad de Santa Fe, donde hay mucha drogadicción, prostitución y delincuencia. Mi mamá nos crio con mano dura y fue muy estricta conmigo y mi hermano y nos inculcó valores. Nos habló de las drogas, cuáles eran, sus efectos y siempre nos decía que siguiéramos el buen camino”, cuenta Juan Pablo. 

Considera que gracias a esta formación y pese a crecer en un entorno complejo, se mantuvieron sin problemas hasta hoy. “De hecho, estuvimos en un programa que se llamó Plan Colombia cuando vivíamos en El Cartucho. Mi mamá fue una de las beneficiarias”, relata. Juan Pablo desde los 14 años fue líder comunitario de su barrio y localidad, porque le gustaba trabajar por los niños y los jóvenes. Sin embargo, debió abandonar los estudios de secundaria para trabajar y ayudar a su familia. Así conoció la Secretaría Distrital de Integración Social.

 

“En mi trabajo debía cumplir metas y expectativas y lo hacía con entusiasmo porque era mi pasión trabajar por la niñez y la juventud”, cuenta Juan Pablo. Estando en el Distrito le hablaron del IDIPRON. “Allá también trabajan con la niñez y la juventud. Puedes terminar tus estudios y participar en un convenio”, le dijeron. En esa época su madre había enfermado y ninguno de los dos hijos estaba trabajando. Atravesaban una difícil situación económica. En ese entonces inició el proyecto de “Jóvenes en Paz”.

 

Y en este convenio se vinculó al IDIPRON en 2015. Comenzó a estudiar los sábados y durante la semana recibía capacitaciones en Sicosocial, así como talleres de panadería, gastronomía y artes escénicas, entre otros. “Yo no sabía que había una entidad que llevaba más de 50 años trabajando por la niñez y la juventud vulnerable de Bogotá y me encantó”. 

Con alegría expresa: “Le cogí cariño a la Entidad y conocí muchas historias de jóvenes habitantes de calle, así como a muchos profesionales, educadores y voluntarios, que son egresados del IDIPRON. Allá me gradué de bachiller”. Después de trabajar en “Jóvenes en Paz”, Juan Pablo se desvinculó durante un año y medio del Instituto para trabajar nuevamente en la Secretaría de Integración Social, que atendía a fundaciones con comunidades LGBTI, habitantes de calle, entre otras. Sin embargo, solo duró seis meses porque tuvo un serio problema gastrointestinal que lo incapacitó durante un año y medio y estuvo a punto de perder la vida.

“Gracias a Dios lo superé, pero fue muy complicado; estaba todos los días en terapia y me realizaron cuatro cirugías. Como familia nos aferramos a Dios y pedimos por mi salud, y pude salir adelante”, confiesa Juan Pablo. Fue entonces cuando regresó al IDIPRON, donde le daban la alimentación y empezó a estudiar Belleza para ser técnico capilar. “Me ayudaron mucho en mi proceso, en los controles médicos mensuales que debían realizarme hasta que me regulé. A los seis meses de estar vinculado al Instituto me postularon al proyecto de logística en 2018, que es uno de los componentes de Cultura Ciudadana. Una de las actividades de este grupo fue cambiarle la fachada a las Unidades del IDIPRON, con pinturas de diferentes colores. El reto fue en Oasis, porque es una cuadra inmensa. Tuvimos un gran reconocimiento por haber embellecido estos espacios y darles una cara más amable a las Unidades del IDIPRON”.

Aunque seguía en etapa de recuperación, Juan Pablo volvió a la normalidad y trataba de ayudar siempre a sus compañeros y ser diligente. “Me convertí en la mano de derecha del coordinador. Con el componente de Cultura Ciudadana fui monitor, una experiencia muy chévere. A comienzos de 2019 se terminó este convenio y le dijeron que culminaba su proceso.

 

“Entonces, nuevamente vi que mi vida la encaminaba Dios, porque al coordinador no continuó y era responsable de todo el grupo de Cultura Ciudadana. Entonces, por un tiempo me tocó estar al frente de ellos. Llegó diciembre y participé en la implementación de la estrategia de Viajes por Colombia del convenio IDIPRON-LATAM con el cual viajamos a Medellín. Excelente experiencia porque muchos de los chicos jamás habían montado en avión, ni conocían el mar u otras ciudades. Fue muy bonito para todos”, expresó Juan Pablo. 

 

“Cerramos el convenio con broche de oro porque me postularon al convenio de prestación de servicios del Sisbén. Éramos 120 aspirantes de todo el IDIPRON y no fue fácil porque debíamos pasar por muchos filtros: exámenes, entrevistas con un sicólogo quien evaluaba la presentación personal, el vocabulario, la agilidad en el manejo de sistemas, la expresión y el trato con el público, simulando algunas situaciones complejas para ver cómo las manejábamos. Además, debíamos conocer toda la legislación del Sisbén. Es una excelente oportunidad que tenemos de mostrar nuestras habilidades y que nos puedan contratar de forma permanente”, sostuvo el joven con una sonrisa. 

Sobre el IDIPRON, Juan Pablo afirmó: “Es una casa de puertas abiertas y muchas oportunidades que las aprovechan algunas personas, porque hay muchos jóvenes que sacan la cara por la Entidad. Es una experiencia de vida”. Su proyecto actual es crear un ahorro familiar programado, seguir sus estudios universitarios de Administración de Empresas y capacitarse más en la labor social. Su gran sueño es crear una fundación para atender a niños y jóvenes.

Siguiente Anterior
stdClass Object
(
    [vid] => 1576
    [uid] => 1
    [title] => En medio de las dificultades, Juan Pablo es un ejemplo de vida para niños y jóvenes del IDIPRON.
    [log] => 
    [status] => 1
    [comment] => 1
    [promote] => 1
    [sticky] => 0
    [nid] => 1576
    [type] => noticias
    [language] => en
    [created] => 1593208511
    [changed] => 1593208511
    [tnid] => 0
    [translate] => 0
    [revision_timestamp] => 1593208511
    [revision_uid] => 1
    [body] => Array
        (
            [und] => Array
                (
                    [0] => Array
                        (
                            [value] => 

26 de junio de 2020

El séptimo Eje de Transversalidades y Enfoque Diferencial del Modelo Pedagógico del IDIPRON está relacionado con los Derechos Humanos y Ciudadanía. Son aquellas facultades o potencialidades inherentes a la persona, irrevocables, inalienables, intransmisibles e irrenunciables, establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 

“El ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en esta Constitución implica responsabilidades. Toda Persona está obligada a cumplir la Constitución y las leyes". Quisimos reseñar aquí la historia de Juan Pablo, un joven bogotano de 26 años quien vive en el centro de la ciudad con su madre y hermano.

“Crecí en un sitio muy fuerte en problemáticas sociales, en la localidad de Santa Fe, donde hay mucha drogadicción, prostitución y delincuencia. Mi mamá nos crio con mano dura y fue muy estricta conmigo y mi hermano y nos inculcó valores. Nos habló de las drogas, cuáles eran, sus efectos y siempre nos decía que siguiéramos el buen camino”, cuenta Juan Pablo. 

Considera que gracias a esta formación y pese a crecer en un entorno complejo, se mantuvieron sin problemas hasta hoy. “De hecho, estuvimos en un programa que se llamó Plan Colombia cuando vivíamos en El Cartucho. Mi mamá fue una de las beneficiarias”, relata. Juan Pablo desde los 14 años fue líder comunitario de su barrio y localidad, porque le gustaba trabajar por los niños y los jóvenes. Sin embargo, debió abandonar los estudios de secundaria para trabajar y ayudar a su familia. Así conoció la Secretaría Distrital de Integración Social.

 

“En mi trabajo debía cumplir metas y expectativas y lo hacía con entusiasmo porque era mi pasión trabajar por la niñez y la juventud”, cuenta Juan Pablo. Estando en el Distrito le hablaron del IDIPRON. “Allá también trabajan con la niñez y la juventud. Puedes terminar tus estudios y participar en un convenio”, le dijeron. En esa época su madre había enfermado y ninguno de los dos hijos estaba trabajando. Atravesaban una difícil situación económica. En ese entonces inició el proyecto de “Jóvenes en Paz”.

 

Y en este convenio se vinculó al IDIPRON en 2015. Comenzó a estudiar los sábados y durante la semana recibía capacitaciones en Sicosocial, así como talleres de panadería, gastronomía y artes escénicas, entre otros. “Yo no sabía que había una entidad que llevaba más de 50 años trabajando por la niñez y la juventud vulnerable de Bogotá y me encantó”. 

Con alegría expresa: “Le cogí cariño a la Entidad y conocí muchas historias de jóvenes habitantes de calle, así como a muchos profesionales, educadores y voluntarios, que son egresados del IDIPRON. Allá me gradué de bachiller”. Después de trabajar en “Jóvenes en Paz”, Juan Pablo se desvinculó durante un año y medio del Instituto para trabajar nuevamente en la Secretaría de Integración Social, que atendía a fundaciones con comunidades LGBTI, habitantes de calle, entre otras. Sin embargo, solo duró seis meses porque tuvo un serio problema gastrointestinal que lo incapacitó durante un año y medio y estuvo a punto de perder la vida.

“Gracias a Dios lo superé, pero fue muy complicado; estaba todos los días en terapia y me realizaron cuatro cirugías. Como familia nos aferramos a Dios y pedimos por mi salud, y pude salir adelante”, confiesa Juan Pablo. Fue entonces cuando regresó al IDIPRON, donde le daban la alimentación y empezó a estudiar Belleza para ser técnico capilar. “Me ayudaron mucho en mi proceso, en los controles médicos mensuales que debían realizarme hasta que me regulé. A los seis meses de estar vinculado al Instituto me postularon al proyecto de logística en 2018, que es uno de los componentes de Cultura Ciudadana. Una de las actividades de este grupo fue cambiarle la fachada a las Unidades del IDIPRON, con pinturas de diferentes colores. El reto fue en Oasis, porque es una cuadra inmensa. Tuvimos un gran reconocimiento por haber embellecido estos espacios y darles una cara más amable a las Unidades del IDIPRON”.

Aunque seguía en etapa de recuperación, Juan Pablo volvió a la normalidad y trataba de ayudar siempre a sus compañeros y ser diligente. “Me convertí en la mano de derecha del coordinador. Con el componente de Cultura Ciudadana fui monitor, una experiencia muy chévere. A comienzos de 2019 se terminó este convenio y le dijeron que culminaba su proceso.

 

“Entonces, nuevamente vi que mi vida la encaminaba Dios, porque al coordinador no continuó y era responsable de todo el grupo de Cultura Ciudadana. Entonces, por un tiempo me tocó estar al frente de ellos. Llegó diciembre y participé en la implementación de la estrategia de Viajes por Colombia del convenio IDIPRON-LATAM con el cual viajamos a Medellín. Excelente experiencia porque muchos de los chicos jamás habían montado en avión, ni conocían el mar u otras ciudades. Fue muy bonito para todos”, expresó Juan Pablo. 

 

“Cerramos el convenio con broche de oro porque me postularon al convenio de prestación de servicios del Sisbén. Éramos 120 aspirantes de todo el IDIPRON y no fue fácil porque debíamos pasar por muchos filtros: exámenes, entrevistas con un sicólogo quien evaluaba la presentación personal, el vocabulario, la agilidad en el manejo de sistemas, la expresión y el trato con el público, simulando algunas situaciones complejas para ver cómo las manejábamos. Además, debíamos conocer toda la legislación del Sisbén. Es una excelente oportunidad que tenemos de mostrar nuestras habilidades y que nos puedan contratar de forma permanente”, sostuvo el joven con una sonrisa. 

Sobre el IDIPRON, Juan Pablo afirmó: “Es una casa de puertas abiertas y muchas oportunidades que las aprovechan algunas personas, porque hay muchos jóvenes que sacan la cara por la Entidad. Es una experiencia de vida”. Su proyecto actual es crear un ahorro familiar programado, seguir sus estudios universitarios de Administración de Empresas y capacitarse más en la labor social. Su gran sueño es crear una fundación para atender a niños y jóvenes.

[summary] => [format] => full_html [safe_value] =>

26 de junio de 2020

El séptimo Eje de Transversalidades y Enfoque Diferencial del Modelo Pedagógico del IDIPRON está relacionado con los Derechos Humanos y Ciudadanía. Son aquellas facultades o potencialidades inherentes a la persona, irrevocables, inalienables, intransmisibles e irrenunciables, establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 

“El ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en esta Constitución implica responsabilidades. Toda Persona está obligada a cumplir la Constitución y las leyes". Quisimos reseñar aquí la historia de Juan Pablo, un joven bogotano de 26 años quien vive en el centro de la ciudad con su madre y hermano.

“Crecí en un sitio muy fuerte en problemáticas sociales, en la localidad de Santa Fe, donde hay mucha drogadicción, prostitución y delincuencia. Mi mamá nos crio con mano dura y fue muy estricta conmigo y mi hermano y nos inculcó valores. Nos habló de las drogas, cuáles eran, sus efectos y siempre nos decía que siguiéramos el buen camino”, cuenta Juan Pablo. 

Considera que gracias a esta formación y pese a crecer en un entorno complejo, se mantuvieron sin problemas hasta hoy. “De hecho, estuvimos en un programa que se llamó Plan Colombia cuando vivíamos en El Cartucho. Mi mamá fue una de las beneficiarias”, relata. Juan Pablo desde los 14 años fue líder comunitario de su barrio y localidad, porque le gustaba trabajar por los niños y los jóvenes. Sin embargo, debió abandonar los estudios de secundaria para trabajar y ayudar a su familia. Así conoció la Secretaría Distrital de Integración Social.

 

“En mi trabajo debía cumplir metas y expectativas y lo hacía con entusiasmo porque era mi pasión trabajar por la niñez y la juventud”, cuenta Juan Pablo. Estando en el Distrito le hablaron del IDIPRON. “Allá también trabajan con la niñez y la juventud. Puedes terminar tus estudios y participar en un convenio”, le dijeron. En esa época su madre había enfermado y ninguno de los dos hijos estaba trabajando. Atravesaban una difícil situación económica. En ese entonces inició el proyecto de “Jóvenes en Paz”.

 

Y en este convenio se vinculó al IDIPRON en 2015. Comenzó a estudiar los sábados y durante la semana recibía capacitaciones en Sicosocial, así como talleres de panadería, gastronomía y artes escénicas, entre otros. “Yo no sabía que había una entidad que llevaba más de 50 años trabajando por la niñez y la juventud vulnerable de Bogotá y me encantó”. 

Con alegría expresa: “Le cogí cariño a la Entidad y conocí muchas historias de jóvenes habitantes de calle, así como a muchos profesionales, educadores y voluntarios, que son egresados del IDIPRON. Allá me gradué de bachiller”. Después de trabajar en “Jóvenes en Paz”, Juan Pablo se desvinculó durante un año y medio del Instituto para trabajar nuevamente en la Secretaría de Integración Social, que atendía a fundaciones con comunidades LGBTI, habitantes de calle, entre otras. Sin embargo, solo duró seis meses porque tuvo un serio problema gastrointestinal que lo incapacitó durante un año y medio y estuvo a punto de perder la vida.

“Gracias a Dios lo superé, pero fue muy complicado; estaba todos los días en terapia y me realizaron cuatro cirugías. Como familia nos aferramos a Dios y pedimos por mi salud, y pude salir adelante”, confiesa Juan Pablo. Fue entonces cuando regresó al IDIPRON, donde le daban la alimentación y empezó a estudiar Belleza para ser técnico capilar. “Me ayudaron mucho en mi proceso, en los controles médicos mensuales que debían realizarme hasta que me regulé. A los seis meses de estar vinculado al Instituto me postularon al proyecto de logística en 2018, que es uno de los componentes de Cultura Ciudadana. Una de las actividades de este grupo fue cambiarle la fachada a las Unidades del IDIPRON, con pinturas de diferentes colores. El reto fue en Oasis, porque es una cuadra inmensa. Tuvimos un gran reconocimiento por haber embellecido estos espacios y darles una cara más amable a las Unidades del IDIPRON”.

Aunque seguía en etapa de recuperación, Juan Pablo volvió a la normalidad y trataba de ayudar siempre a sus compañeros y ser diligente. “Me convertí en la mano de derecha del coordinador. Con el componente de Cultura Ciudadana fui monitor, una experiencia muy chévere. A comienzos de 2019 se terminó este convenio y le dijeron que culminaba su proceso.

 

“Entonces, nuevamente vi que mi vida la encaminaba Dios, porque al coordinador no continuó y era responsable de todo el grupo de Cultura Ciudadana. Entonces, por un tiempo me tocó estar al frente de ellos. Llegó diciembre y participé en la implementación de la estrategia de Viajes por Colombia del convenio IDIPRON-LATAM con el cual viajamos a Medellín. Excelente experiencia porque muchos de los chicos jamás habían montado en avión, ni conocían el mar u otras ciudades. Fue muy bonito para todos”, expresó Juan Pablo. 

 

“Cerramos el convenio con broche de oro porque me postularon al convenio de prestación de servicios del Sisbén. Éramos 120 aspirantes de todo el IDIPRON y no fue fácil porque debíamos pasar por muchos filtros: exámenes, entrevistas con un sicólogo quien evaluaba la presentación personal, el vocabulario, la agilidad en el manejo de sistemas, la expresión y el trato con el público, simulando algunas situaciones complejas para ver cómo las manejábamos. Además, debíamos conocer toda la legislación del Sisbén. Es una excelente oportunidad que tenemos de mostrar nuestras habilidades y que nos puedan contratar de forma permanente”, sostuvo el joven con una sonrisa. 

Sobre el IDIPRON, Juan Pablo afirmó: “Es una casa de puertas abiertas y muchas oportunidades que las aprovechan algunas personas, porque hay muchos jóvenes que sacan la cara por la Entidad. Es una experiencia de vida”. Su proyecto actual es crear un ahorro familiar programado, seguir sus estudios universitarios de Administración de Empresas y capacitarse más en la labor social. Su gran sueño es crear una fundación para atender a niños y jóvenes.

[safe_summary] => ) ) ) [field_mes] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 15 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 15 [vid] => 4 [name] => Junio [description] => [format] => filtered_html [weight] => 5 [vocabulary_machine_name] => mes [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_dia] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 46 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 46 [vid] => 3 [name] => 26 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 13 [vocabulary_machine_name] => dia [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_ano] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 90 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 90 [vid] => 5 [name] => 2020 [description] => [format] => full_html [weight] => 0 [vocabulary_machine_name] => a_o [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [field_image] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 2344 [uid] => 1 [filename] => imagen-de-juan-pablo-superacion-en-el-idipron.jpg [uri] => public://imagen-de-juan-pablo-superacion-en-el-idipron.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 220770 [status] => 1 [timestamp] => 1593208511 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Imágen de Juan Pablo ejemplo de superación [title] => Imágen de Juan Pablo ejemplo de superación [width] => 780 [height] => 374 ) ) ) [field_categoria_n] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 52 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 52 [vid] => 6 [name] => Noticias Idipron [description] => [format] => filtered_html [weight] => 0 [vocabulary_machine_name] => categor_a_noticias [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [metatags] => Array ( [en] => Array ( [description] => Array ( [value] => El séptimo Eje de Transversalidades y Enfoque Diferencial del Modelo Pedagógico del IDIPRON está relacionado con los Derechos Humanos y Ciudadanía. Son aquellas facultades o potencialidades inherentes a la persona, irrevocables, inalienables, intransmisibles e irrenunciables, establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  ) [keywords] => Array ( [value] => jóvenes, Bogotá, derechos, libertades, superación, sociales, drogadicción, rehabilitación ) [og:see_also] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-juan-pablo-superacion-en-el-idipron.jpg ) [og:image] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-juan-pablo-superacion-en-el-idipron.jpg ) [og:image:url] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-juan-pablo-superacion-en-el-idipron.jpg ) [og:image:secure_url] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-juan-pablo-superacion-en-el-idipron.jpg ) [og:image:alt] => Array ( [value] => Imágen de Juan Pablo ejemplo de superación ) [og:image:type] => Array ( [value] => jpg ) [twitter:image] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-juan-pablo-superacion-en-el-idipron.jpg ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1593208511 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 1 [comment_count] => 0 [disqus] => Array ( [domain] => idipron [url] => http://www.idipron.gov.co/en-medio-de-las-dificultades-juan-pablo-es-un-ejemplo [title] => En medio de las dificultades, Juan Pablo es un ejemplo de vida para niños y jóvenes del IDIPRON. [identifier] => node/1576 [status] => 1 ) [name] => admin [picture] => 0 [data] => a:5:{s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 )