You are here

Kiberman : un líder que apoya a niños y jóvenes del IDIPRON

Kiberman : un líder que apoya a niños y jóvenes del IDIPRON

Categoría: Noticias Idipron

11 de junio de 2020

Kiberman es uno de los líderes de Espiritualidad del Instituto. Es cartagenero, tiene 27 años e ingresó al IDIPRON hace más de dos años. Como todos los adolescentes y jóvenes que deciden iniciar un proceso en la UPI Oasis, empezó por el Semáforo, el cual cumplió de manera satisfactoria, tras superar una fuerte dependencia del consumo de Sustancias Psicoactivas (SPA). De allí pasó a la Unidad de Protección Integral (UPI) La Rioja. Cabe recordar que al concluir su etapa allí, seguirá en la etapa final del proceso en la UPI Bosa. Mientras tanto, asiste a la UPI La 32 donde estudia Asistencia Social y Comunitaria. 

Kiberman, con anterioridad a su ingreso al Instituto, estudió dos años de Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia -UNAD, pero no pudo terminarla. 

“Es muy frustrante para mí no haber concluido mis estudios universitarios, porque hoy sé que he perdido oportunidades por negligencia y errores. Este proceso para mí ha sido muy duro porque estoy solo en esta ciudad; hace tres años llegué de Cartagena a Bogotá y siento que mi familia me rechazó por mi condición sexual y por los errores que cometí; empecé a los 15 años a conocer el mundo de las drogas y llegué a consumir heroína”, cuenta Kiberman con lágrimas en los ojos. Tiene cuatro hermanas y es el menor de la familia. 

 

Kiberman cree que hay culturas machistas. “Sufrí de acoso escolar en el colegio por mi orientación sexual y en la adolescencia intenté quitarme la vida tres veces. Estuve recluido en un centro siquiátrico donde mi mamá me llevó. Ella no sabía qué me pasaba, por qué su hijo consumía SPA, sufría de depresión y era homosexual. Yo la comprendo ahora y quisiera pedirle perdón porque sé que sufrió mucho por mí”, reflexiona mientras su rostro refleja una profunda tristeza.

Kiberman cuenta que desde que tiene uso de razón supo de su orientación sexual. “Con el chico que tengo una relación la iniciamos desde niños. Él tenía 12 y yo 14 años. Nos enamoramos. Soy estable; me gustan las relaciones largas y serias y con una sola persona. Ambos somos de Cartagena. Él trabaja y tiene una vida más privada. Estamos pensando en vivir juntos”, explica. Es consciente que dar este paso requiere de una estabilidad económica y por ello tiene una gran expectativa por vincularse a un convenio para comenzar a generar ingresos. “Quiero tener una vida bien, y por eso he luchado todo el tiempo”, asegura. 

Un reto 
Su ingreso al IDIPRON lo hizo de manera voluntaria y convencido de la necesidad de ayuda profesional para salir del consumo de alucinógenos. Está muy agradecido con el Instituto por el proceso que ha llevado y su mayor anhelo es ingresar a un convenio. “Hice la formación como líder de Espiritualidad y es la experiencia más hermosa que he tenido en mi vida, porque sé danzar y cantar, así como mi vocación de enseñar mi arte a los niños. Es una de mis mayores motivaciones en la vida en estos momentos. Trabajé con los niños de la UPI Luna Park, así como también con chicos, chicas y jóvenes de las UPI Oasis y La Rioja”.

En el IDIPRON estudió Gestión Social un año y trató de ingresar al Sena, pero no pudo porque con anterioridad había aplazado una tecnología en esa entidad. “El trabajo social es mi todo; quiero trabajar con la comunidad”, afirma convencido de que es su verdadera pasión. “Ya me probé y no quiero saber nada de la droga. Eso daña la vida; a mí me apartó de mi familia y me convirtió en una persona sola y vacía. Ser consciente de esa realidad me ayudó a comprender que debes superarte, ser alguien en la vida, no quedarte ahí echado a la pena, así todo el mundo esté en tu contra”, concluyó.

 

 

 

Siguiente Anterior
stdClass Object
(
    [vid] => 1562
    [uid] => 1
    [title] => Kiberman : un líder que apoya a niños y jóvenes del IDIPRON
    [log] => 
    [status] => 1
    [comment] => 1
    [promote] => 1
    [sticky] => 0
    [nid] => 1562
    [type] => noticias
    [language] => en
    [created] => 1591911149
    [changed] => 1592530850
    [tnid] => 0
    [translate] => 0
    [revision_timestamp] => 1592530850
    [revision_uid] => 1
    [body] => Array
        (
            [und] => Array
                (
                    [0] => Array
                        (
                            [value] => 


11 de junio de 2020

Kiberman es uno de los líderes de Espiritualidad del Instituto. Es cartagenero, tiene 27 años e ingresó al IDIPRON hace más de dos años. Como todos los adolescentes y jóvenes que deciden iniciar un proceso en la UPI Oasis, empezó por el Semáforo, el cual cumplió de manera satisfactoria, tras superar una fuerte dependencia del consumo de Sustancias Psicoactivas (SPA). De allí pasó a la Unidad de Protección Integral (UPI) La Rioja. Cabe recordar que al concluir su etapa allí, seguirá en la etapa final del proceso en la UPI Bosa. Mientras tanto, asiste a la UPI La 32 donde estudia Asistencia Social y Comunitaria. 

Kiberman, con anterioridad a su ingreso al Instituto, estudió dos años de Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia -UNAD, pero no pudo terminarla. 

“Es muy frustrante para mí no haber concluido mis estudios universitarios, porque hoy sé que he perdido oportunidades por negligencia y errores. Este proceso para mí ha sido muy duro porque estoy solo en esta ciudad; hace tres años llegué de Cartagena a Bogotá y siento que mi familia me rechazó por mi condición sexual y por los errores que cometí; empecé a los 15 años a conocer el mundo de las drogas y llegué a consumir heroína”, cuenta Kiberman con lágrimas en los ojos. Tiene cuatro hermanas y es el menor de la familia. 

 

Kiberman cree que hay culturas machistas. “Sufrí de acoso escolar en el colegio por mi orientación sexual y en la adolescencia intenté quitarme la vida tres veces. Estuve recluido en un centro siquiátrico donde mi mamá me llevó. Ella no sabía qué me pasaba, por qué su hijo consumía SPA, sufría de depresión y era homosexual. Yo la comprendo ahora y quisiera pedirle perdón porque sé que sufrió mucho por mí”, reflexiona mientras su rostro refleja una profunda tristeza.

Kiberman cuenta que desde que tiene uso de razón supo de su orientación sexual. “Con el chico que tengo una relación la iniciamos desde niños. Él tenía 12 y yo 14 años. Nos enamoramos. Soy estable; me gustan las relaciones largas y serias y con una sola persona. Ambos somos de Cartagena. Él trabaja y tiene una vida más privada. Estamos pensando en vivir juntos”, explica. Es consciente que dar este paso requiere de una estabilidad económica y por ello tiene una gran expectativa por vincularse a un convenio para comenzar a generar ingresos. “Quiero tener una vida bien, y por eso he luchado todo el tiempo”, asegura. 

Un reto 
Su ingreso al IDIPRON lo hizo de manera voluntaria y convencido de la necesidad de ayuda profesional para salir del consumo de alucinógenos. Está muy agradecido con el Instituto por el proceso que ha llevado y su mayor anhelo es ingresar a un convenio. “Hice la formación como líder de Espiritualidad y es la experiencia más hermosa que he tenido en mi vida, porque sé danzar y cantar, así como mi vocación de enseñar mi arte a los niños. Es una de mis mayores motivaciones en la vida en estos momentos. Trabajé con los niños de la UPI Luna Park, así como también con chicos, chicas y jóvenes de las UPI Oasis y La Rioja”.

En el IDIPRON estudió Gestión Social un año y trató de ingresar al Sena, pero no pudo porque con anterioridad había aplazado una tecnología en esa entidad. “El trabajo social es mi todo; quiero trabajar con la comunidad”, afirma convencido de que es su verdadera pasión. “Ya me probé y no quiero saber nada de la droga. Eso daña la vida; a mí me apartó de mi familia y me convirtió en una persona sola y vacía. Ser consciente de esa realidad me ayudó a comprender que debes superarte, ser alguien en la vida, no quedarte ahí echado a la pena, así todo el mundo esté en tu contra”, concluyó.

 

 

 

[summary] => [format] => full_html [safe_value] =>

11 de junio de 2020

Kiberman es uno de los líderes de Espiritualidad del Instituto. Es cartagenero, tiene 27 años e ingresó al IDIPRON hace más de dos años. Como todos los adolescentes y jóvenes que deciden iniciar un proceso en la UPI Oasis, empezó por el Semáforo, el cual cumplió de manera satisfactoria, tras superar una fuerte dependencia del consumo de Sustancias Psicoactivas (SPA). De allí pasó a la Unidad de Protección Integral (UPI) La Rioja. Cabe recordar que al concluir su etapa allí, seguirá en la etapa final del proceso en la UPI Bosa. Mientras tanto, asiste a la UPI La 32 donde estudia Asistencia Social y Comunitaria. 

Kiberman, con anterioridad a su ingreso al Instituto, estudió dos años de Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia -UNAD, pero no pudo terminarla. 

“Es muy frustrante para mí no haber concluido mis estudios universitarios, porque hoy sé que he perdido oportunidades por negligencia y errores. Este proceso para mí ha sido muy duro porque estoy solo en esta ciudad; hace tres años llegué de Cartagena a Bogotá y siento que mi familia me rechazó por mi condición sexual y por los errores que cometí; empecé a los 15 años a conocer el mundo de las drogas y llegué a consumir heroína”, cuenta Kiberman con lágrimas en los ojos. Tiene cuatro hermanas y es el menor de la familia. 

 

Kiberman cree que hay culturas machistas. “Sufrí de acoso escolar en el colegio por mi orientación sexual y en la adolescencia intenté quitarme la vida tres veces. Estuve recluido en un centro siquiátrico donde mi mamá me llevó. Ella no sabía qué me pasaba, por qué su hijo consumía SPA, sufría de depresión y era homosexual. Yo la comprendo ahora y quisiera pedirle perdón porque sé que sufrió mucho por mí”, reflexiona mientras su rostro refleja una profunda tristeza.

Kiberman cuenta que desde que tiene uso de razón supo de su orientación sexual. “Con el chico que tengo una relación la iniciamos desde niños. Él tenía 12 y yo 14 años. Nos enamoramos. Soy estable; me gustan las relaciones largas y serias y con una sola persona. Ambos somos de Cartagena. Él trabaja y tiene una vida más privada. Estamos pensando en vivir juntos”, explica. Es consciente que dar este paso requiere de una estabilidad económica y por ello tiene una gran expectativa por vincularse a un convenio para comenzar a generar ingresos. “Quiero tener una vida bien, y por eso he luchado todo el tiempo”, asegura. 

Un reto 
Su ingreso al IDIPRON lo hizo de manera voluntaria y convencido de la necesidad de ayuda profesional para salir del consumo de alucinógenos. Está muy agradecido con el Instituto por el proceso que ha llevado y su mayor anhelo es ingresar a un convenio. “Hice la formación como líder de Espiritualidad y es la experiencia más hermosa que he tenido en mi vida, porque sé danzar y cantar, así como mi vocación de enseñar mi arte a los niños. Es una de mis mayores motivaciones en la vida en estos momentos. Trabajé con los niños de la UPI Luna Park, así como también con chicos, chicas y jóvenes de las UPI Oasis y La Rioja”.

En el IDIPRON estudió Gestión Social un año y trató de ingresar al Sena, pero no pudo porque con anterioridad había aplazado una tecnología en esa entidad. “El trabajo social es mi todo; quiero trabajar con la comunidad”, afirma convencido de que es su verdadera pasión. “Ya me probé y no quiero saber nada de la droga. Eso daña la vida; a mí me apartó de mi familia y me convirtió en una persona sola y vacía. Ser consciente de esa realidad me ayudó a comprender que debes superarte, ser alguien en la vida, no quedarte ahí echado a la pena, así todo el mundo esté en tu contra”, concluyó.

 

 

 

[safe_summary] => ) ) ) [field_mes] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 15 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 15 [vid] => 4 [name] => Junio [description] => [format] => filtered_html [weight] => 5 [vocabulary_machine_name] => mes [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_dia] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 32 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 32 [vid] => 3 [name] => 11 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 16 [vocabulary_machine_name] => dia [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_ano] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 90 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 90 [vid] => 5 [name] => 2020 [description] => [format] => full_html [weight] => 0 [vocabulary_machine_name] => a_o [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [field_image] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 2327 [uid] => 1 [filename] => imagen-de-kiberman-idipron.jpg [uri] => public://imagen-de-kiberman-idipron.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 196057 [status] => 1 [timestamp] => 1591911149 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Kiberman : un líder que apoya a niños y jóvenes del IDIPRON [title] => Kiberman : un líder que apoya a niños y jóvenes del IDIPRON [width] => 780 [height] => 374 ) ) ) [field_categoria_n] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 52 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 52 [vid] => 6 [name] => Noticias Idipron [description] => [format] => filtered_html [weight] => 0 [vocabulary_machine_name] => categor_a_noticias [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [metatags] => Array ( [en] => Array ( [description] => Array ( [value] => Kiberman es uno de los líderes de Espiritualidad del Instituto. Es cartagenero, tiene 27 años e ingresó al IDIPRON hace más de dos años. Como todos los adolescentes y jóvenes que deciden iniciar un proceso en la UPI Oasis, empezó por el Semáforo, el cual cumplió de manera satisfactoria, tras superar una fuerte dependencia del consumo de Sustancias Psicoactivas (SPA). De allí pasó a la Unidad de Protección Integral (UPI) La Rioja. Cabe recordar que al concluir su etapa allí, seguirá en la etapa final del proceso en la UPI Bosa. Mientras tanto, asiste a la UPI La 32 donde estudia Asistencia Social y Comunitaria.  ) [keywords] => Array ( [value] => lider, jovenes, niños, Bogotá ) [og:see_also] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-kiberman-idipron.jpg ) [og:image] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-kiberman-idipron.jpg ) [og:image:url] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-kiberman-idipron.jpg ) [og:image:secure_url] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-kiberman-idipron.jpg ) [og:image:alt] => Array ( [value] => Kiberman un lider en el IDIPRON ) [og:image:type] => Array ( [value] => jpg ) [twitter:image] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-de-kiberman-idipron.jpg ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1591911149 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 1 [comment_count] => 0 [disqus] => Array ( [domain] => idipron [url] => http://www.idipron.gov.co/kiberman-un-lider-en-el-idipron [title] => Kiberman : un líder que apoya a niños y jóvenes del IDIPRON [identifier] => node/1562 [status] => 1 ) [name] => admin [picture] => 0 [data] => a:5:{s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 )