You are here

Tres entidades trabajan en el museo de la memoria ‘La Esquina Redonda’

Imagen maqueta nuevo Bronx

Categoría: Noticias Idipron

 

29 de octubre de 2019

Con un acuerdo de voluntades entre el Museo Nacional de Colombia, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (Fuga) y el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud -IDIPRON- comenzó en 2018 un interesante proyecto cultural que busca integrar en un solo espacio un Museo Memoria de la antigua “L” o “calle de Bronx”, que se llamará ‘La Esquina Redonda’.

Unas vallas y uniformados de la Policía Nacional resguardan esta calle y solo se permite el acceso a personas relacionadas con estas tres instituciones. Varios jóvenes y educadores del IDIPRON recrean, primero en hojas de papel y luego en paredes y postes- diversas figuras coloridas para embellecer las fachadas de las pocas edificaciones que quedaron en pie tras el desalojo del Bronx en mayo de 2016.

Una antigua casona esquinera, ubicada al ingreso de la calle, será restaurada y adecuada para el Colaboratorio de Creación y Memoria ‘La Esquina Redonda’, bajo la coordinación del Curador de Etnografía del Museo Nacional de Colombia, Andrés Góngora, quien trabaja con jóvenes del IDIPRON y exhabitantes de calle, para estructurar el proyecto museístico.

Susana Fergusson, gestora y educadora del IDIPRON, acompaña el proyecto, quien tiene una sensibilidad especial por la problemática social de los jóvenes. Explica que la investigación que adelanta Andrés Góngora apunta a dos objetivos: construir el guion curatorial de las salas de exposiciones que habrá en ‘La Esquina Redonda’, y desarrollar un sitio de encuentro comunitario, que exponga la producción de artistas urbanos, creadores y exhabitantes de calle.

En esta alianza, La Fuga es el soporte financiero, puesto que tiene la concesión del Distrito para la construcción de las obras de infraestructura que se edificarán allí. La Fundación está apoyando a los jóvenes con la entrega de un kit de materiales de pintura artística, quienes provienen de las unidades La Rioja, Liberia, Normandía, Luna Park y La 27.

 

Maqueta ‘Renovando el olvido’

Para entender la relación del Museo Nacional de Colombia con el IDIPRON, hay que remontarse al año 2017, cuando surgió la iniciativa “Renovando el olvido”, realizada a partir de la beca Bogotá Diversa, que otorga el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), y que buscaba desarrollar un proceso de investigación etnográfica y creación artística inspirado en las narrativas y experiencias de exhabitantes de calle desplazados por los procesos de la renovación urbana del centro de Bogotá. El resultado fue la elaboración de una maqueta de gran formato que retrata la realidad de lo que fue la “L” o “calle del Bronx”.

Así, el arte se convierte en una estrategia de inclusión social y reivindicación de la memoria de actores sistemáticamente excluidos del ejercicio ciudadano. En este ejercicio participaron más de 120 exhabitantes de calle. Cuenta Andrés Góngora que con sus narrativas de vida se reconstruyó la cartografía social del Bronx, y una vez terminada se expuso en el Museo Nacional, donde fue visto por 90.000 visitantes, quienes tenían la oportunidad de escuchar de los mismos jóvenes cómo era su vida en este lugar y por qué habían llegado allí, e interactuar con ellos.

Tras la exitosa respuesta del público capitalino, las directivas del Museo participaron con la maqueta en la novena edición de los Premios Ibermuseos 2018, donde compitieron con 192 proyectos de 12 países logrando el segundo lugar y un premio de 7.000 dólares. Cabe destacar que Ibermuseos reconoce e incentiva el papel de los museos como agentes de transformación social, contribuyendo al desarrollo sociocultural y económico de las comunidades. Asimismo, valora la investigación y la puesta en valor del patrimonio a través de la educación, especialmente, de aquellas iniciativas que contribuyen a formar una sociedad más equitativa, abierta, democrática e inclusiva, con enfoque en la equidad de género, la diversidad cultural y los derechos humanos.

​En su momento, Andrés Góngora, expresó: “Este es un reconocimiento muy importante a la labor que vienen realizando el Departamento de Acción Educativa y Cultural y la Curaduría de Etnografía para generar acciones de inclusión social que permitan la participación activa de poblaciones históricamente excluidas de los espacios museísticos. En este caso, la construcción y exposición de una maqueta de una zona marginalizada de Bogotá, desalojada y desmantelada en el marco de políticas de seguridad y renovación urbana, promovió procesos de memoria y reflexión sobre la realidad de los habitantes de calle y usuarios de drogas en los grandes centros urbanos. Por primera vez, el Museo realizó una exposición temporal en la cual la pieza principal fue construida en sala promoviendo el diálogo y la participación de los visitantes. La exposición hace parte del proceso de renovación integral del Museo Nacional, institución pública cuya misión es ser un lugar de encuentro entre ciudadanos de Colombia y del mundo para dialogar, celebrar, reconocer y reflexionar sobre lo que fuimos, somos y seremos como sociedad”.

Desde el año pasado hay una réplica más pequeña de la maqueta expuesta en el Museo Nacional y jóvenes del IDIPRON participan en las charlas. “Hay una historia de droga y habitantes de calle que está invisibilizada en Bogotá, y se requiere de una mirada multidimensional”, explica Góngora.

 

Camaradería e integración

Uno de los grandes activos que queda de la alianza entre el Museo Nacional y el área de Educación del IDIPRON es el diseño e implementación de una metodología de tres módulos para el estudio de la Historia de Colombia, el cual se imparte a los jóvenes vinculados al proceso.

Estas nuevas metodologías han sido valiosas para el Museo Nacional y para el IDIPRON porque fortalecen el vínculo. Es un aprendizaje de la historia diferente, que no es jarto. Es la historia de cada uno de nosotros y lo que queremos es certificarlo a través de un modelo de educación flexible que apruebe la Secretaría Distrital o el Ministerio de Educación. Lo que se busca es que desde el área de Educación y Espiritualidad del IDIPRON se amplíe esta experiencia pedagógica”, expresó Góngora.

El proceso con los chicos de Luna Park ha sido maravilloso, porque el arte es una forma de mitigar. La experiencia ha sido enorme en el tema de historia y rescate de la memoria. Ojalá, más adelante, otras casas del IDIPRON puedan participar en estas actividades”, concluyó Susana Fergusson.

 

 

Siguiente Anterior
stdClass Object
(
    [vid] => 1343
    [uid] => 1
    [title] => Tres entidades trabajan en el museo de la memoria ‘La Esquina Redonda’
    [log] => 
    [status] => 1
    [comment] => 1
    [promote] => 1
    [sticky] => 0
    [nid] => 1343
    [type] => noticias
    [language] => en
    [created] => 1572380307
    [changed] => 1574975236
    [tnid] => 0
    [translate] => 0
    [revision_timestamp] => 1574975236
    [revision_uid] => 1
    [body] => Array
        (
            [und] => Array
                (
                    [0] => Array
                        (
                            [value] => 

 

29 de octubre de 2019

Con un acuerdo de voluntades entre el Museo Nacional de Colombia, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (Fuga) y el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud -IDIPRON- comenzó en 2018 un interesante proyecto cultural que busca integrar en un solo espacio un Museo Memoria de la antigua “L” o “calle de Bronx”, que se llamará ‘La Esquina Redonda’.

Unas vallas y uniformados de la Policía Nacional resguardan esta calle y solo se permite el acceso a personas relacionadas con estas tres instituciones. Varios jóvenes y educadores del IDIPRON recrean, primero en hojas de papel y luego en paredes y postes- diversas figuras coloridas para embellecer las fachadas de las pocas edificaciones que quedaron en pie tras el desalojo del Bronx en mayo de 2016.

Una antigua casona esquinera, ubicada al ingreso de la calle, será restaurada y adecuada para el Colaboratorio de Creación y Memoria ‘La Esquina Redonda’, bajo la coordinación del Curador de Etnografía del Museo Nacional de Colombia, Andrés Góngora, quien trabaja con jóvenes del IDIPRON y exhabitantes de calle, para estructurar el proyecto museístico.

Susana Fergusson, gestora y educadora del IDIPRON, acompaña el proyecto, quien tiene una sensibilidad especial por la problemática social de los jóvenes. Explica que la investigación que adelanta Andrés Góngora apunta a dos objetivos: construir el guion curatorial de las salas de exposiciones que habrá en ‘La Esquina Redonda’, y desarrollar un sitio de encuentro comunitario, que exponga la producción de artistas urbanos, creadores y exhabitantes de calle.

En esta alianza, La Fuga es el soporte financiero, puesto que tiene la concesión del Distrito para la construcción de las obras de infraestructura que se edificarán allí. La Fundación está apoyando a los jóvenes con la entrega de un kit de materiales de pintura artística, quienes provienen de las unidades La Rioja, Liberia, Normandía, Luna Park y La 27.

 

Maqueta ‘Renovando el olvido’

Para entender la relación del Museo Nacional de Colombia con el IDIPRON, hay que remontarse al año 2017, cuando surgió la iniciativa “Renovando el olvido”, realizada a partir de la beca Bogotá Diversa, que otorga el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), y que buscaba desarrollar un proceso de investigación etnográfica y creación artística inspirado en las narrativas y experiencias de exhabitantes de calle desplazados por los procesos de la renovación urbana del centro de Bogotá. El resultado fue la elaboración de una maqueta de gran formato que retrata la realidad de lo que fue la “L” o “calle del Bronx”.

Así, el arte se convierte en una estrategia de inclusión social y reivindicación de la memoria de actores sistemáticamente excluidos del ejercicio ciudadano. En este ejercicio participaron más de 120 exhabitantes de calle. Cuenta Andrés Góngora que con sus narrativas de vida se reconstruyó la cartografía social del Bronx, y una vez terminada se expuso en el Museo Nacional, donde fue visto por 90.000 visitantes, quienes tenían la oportunidad de escuchar de los mismos jóvenes cómo era su vida en este lugar y por qué habían llegado allí, e interactuar con ellos.

Tras la exitosa respuesta del público capitalino, las directivas del Museo participaron con la maqueta en la novena edición de los Premios Ibermuseos 2018, donde compitieron con 192 proyectos de 12 países logrando el segundo lugar y un premio de 7.000 dólares. Cabe destacar que Ibermuseos reconoce e incentiva el papel de los museos como agentes de transformación social, contribuyendo al desarrollo sociocultural y económico de las comunidades. Asimismo, valora la investigación y la puesta en valor del patrimonio a través de la educación, especialmente, de aquellas iniciativas que contribuyen a formar una sociedad más equitativa, abierta, democrática e inclusiva, con enfoque en la equidad de género, la diversidad cultural y los derechos humanos.

​En su momento, Andrés Góngora, expresó: “Este es un reconocimiento muy importante a la labor que vienen realizando el Departamento de Acción Educativa y Cultural y la Curaduría de Etnografía para generar acciones de inclusión social que permitan la participación activa de poblaciones históricamente excluidas de los espacios museísticos. En este caso, la construcción y exposición de una maqueta de una zona marginalizada de Bogotá, desalojada y desmantelada en el marco de políticas de seguridad y renovación urbana, promovió procesos de memoria y reflexión sobre la realidad de los habitantes de calle y usuarios de drogas en los grandes centros urbanos. Por primera vez, el Museo realizó una exposición temporal en la cual la pieza principal fue construida en sala promoviendo el diálogo y la participación de los visitantes. La exposición hace parte del proceso de renovación integral del Museo Nacional, institución pública cuya misión es ser un lugar de encuentro entre ciudadanos de Colombia y del mundo para dialogar, celebrar, reconocer y reflexionar sobre lo que fuimos, somos y seremos como sociedad”.

Desde el año pasado hay una réplica más pequeña de la maqueta expuesta en el Museo Nacional y jóvenes del IDIPRON participan en las charlas. “Hay una historia de droga y habitantes de calle que está invisibilizada en Bogotá, y se requiere de una mirada multidimensional”, explica Góngora.

 

Camaradería e integración

Uno de los grandes activos que queda de la alianza entre el Museo Nacional y el área de Educación del IDIPRON es el diseño e implementación de una metodología de tres módulos para el estudio de la Historia de Colombia, el cual se imparte a los jóvenes vinculados al proceso.

Estas nuevas metodologías han sido valiosas para el Museo Nacional y para el IDIPRON porque fortalecen el vínculo. Es un aprendizaje de la historia diferente, que no es jarto. Es la historia de cada uno de nosotros y lo que queremos es certificarlo a través de un modelo de educación flexible que apruebe la Secretaría Distrital o el Ministerio de Educación. Lo que se busca es que desde el área de Educación y Espiritualidad del IDIPRON se amplíe esta experiencia pedagógica”, expresó Góngora.

El proceso con los chicos de Luna Park ha sido maravilloso, porque el arte es una forma de mitigar. La experiencia ha sido enorme en el tema de historia y rescate de la memoria. Ojalá, más adelante, otras casas del IDIPRON puedan participar en estas actividades”, concluyó Susana Fergusson.

 

 

[summary] => [format] => full_html [safe_value] =>

 

29 de octubre de 2019

Con un acuerdo de voluntades entre el Museo Nacional de Colombia, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (Fuga) y el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud -IDIPRON- comenzó en 2018 un interesante proyecto cultural que busca integrar en un solo espacio un Museo Memoria de la antigua “L” o “calle de Bronx”, que se llamará ‘La Esquina Redonda’.

Unas vallas y uniformados de la Policía Nacional resguardan esta calle y solo se permite el acceso a personas relacionadas con estas tres instituciones. Varios jóvenes y educadores del IDIPRON recrean, primero en hojas de papel y luego en paredes y postes- diversas figuras coloridas para embellecer las fachadas de las pocas edificaciones que quedaron en pie tras el desalojo del Bronx en mayo de 2016.

Una antigua casona esquinera, ubicada al ingreso de la calle, será restaurada y adecuada para el Colaboratorio de Creación y Memoria ‘La Esquina Redonda’, bajo la coordinación del Curador de Etnografía del Museo Nacional de Colombia, Andrés Góngora, quien trabaja con jóvenes del IDIPRON y exhabitantes de calle, para estructurar el proyecto museístico.

Susana Fergusson, gestora y educadora del IDIPRON, acompaña el proyecto, quien tiene una sensibilidad especial por la problemática social de los jóvenes. Explica que la investigación que adelanta Andrés Góngora apunta a dos objetivos: construir el guion curatorial de las salas de exposiciones que habrá en ‘La Esquina Redonda’, y desarrollar un sitio de encuentro comunitario, que exponga la producción de artistas urbanos, creadores y exhabitantes de calle.

En esta alianza, La Fuga es el soporte financiero, puesto que tiene la concesión del Distrito para la construcción de las obras de infraestructura que se edificarán allí. La Fundación está apoyando a los jóvenes con la entrega de un kit de materiales de pintura artística, quienes provienen de las unidades La Rioja, Liberia, Normandía, Luna Park y La 27.

 

Maqueta ‘Renovando el olvido’

Para entender la relación del Museo Nacional de Colombia con el IDIPRON, hay que remontarse al año 2017, cuando surgió la iniciativa “Renovando el olvido”, realizada a partir de la beca Bogotá Diversa, que otorga el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), y que buscaba desarrollar un proceso de investigación etnográfica y creación artística inspirado en las narrativas y experiencias de exhabitantes de calle desplazados por los procesos de la renovación urbana del centro de Bogotá. El resultado fue la elaboración de una maqueta de gran formato que retrata la realidad de lo que fue la “L” o “calle del Bronx”.

Así, el arte se convierte en una estrategia de inclusión social y reivindicación de la memoria de actores sistemáticamente excluidos del ejercicio ciudadano. En este ejercicio participaron más de 120 exhabitantes de calle. Cuenta Andrés Góngora que con sus narrativas de vida se reconstruyó la cartografía social del Bronx, y una vez terminada se expuso en el Museo Nacional, donde fue visto por 90.000 visitantes, quienes tenían la oportunidad de escuchar de los mismos jóvenes cómo era su vida en este lugar y por qué habían llegado allí, e interactuar con ellos.

Tras la exitosa respuesta del público capitalino, las directivas del Museo participaron con la maqueta en la novena edición de los Premios Ibermuseos 2018, donde compitieron con 192 proyectos de 12 países logrando el segundo lugar y un premio de 7.000 dólares. Cabe destacar que Ibermuseos reconoce e incentiva el papel de los museos como agentes de transformación social, contribuyendo al desarrollo sociocultural y económico de las comunidades. Asimismo, valora la investigación y la puesta en valor del patrimonio a través de la educación, especialmente, de aquellas iniciativas que contribuyen a formar una sociedad más equitativa, abierta, democrática e inclusiva, con enfoque en la equidad de género, la diversidad cultural y los derechos humanos.

​En su momento, Andrés Góngora, expresó: “Este es un reconocimiento muy importante a la labor que vienen realizando el Departamento de Acción Educativa y Cultural y la Curaduría de Etnografía para generar acciones de inclusión social que permitan la participación activa de poblaciones históricamente excluidas de los espacios museísticos. En este caso, la construcción y exposición de una maqueta de una zona marginalizada de Bogotá, desalojada y desmantelada en el marco de políticas de seguridad y renovación urbana, promovió procesos de memoria y reflexión sobre la realidad de los habitantes de calle y usuarios de drogas en los grandes centros urbanos. Por primera vez, el Museo realizó una exposición temporal en la cual la pieza principal fue construida en sala promoviendo el diálogo y la participación de los visitantes. La exposición hace parte del proceso de renovación integral del Museo Nacional, institución pública cuya misión es ser un lugar de encuentro entre ciudadanos de Colombia y del mundo para dialogar, celebrar, reconocer y reflexionar sobre lo que fuimos, somos y seremos como sociedad”.

Desde el año pasado hay una réplica más pequeña de la maqueta expuesta en el Museo Nacional y jóvenes del IDIPRON participan en las charlas. “Hay una historia de droga y habitantes de calle que está invisibilizada en Bogotá, y se requiere de una mirada multidimensional”, explica Góngora.

 

Camaradería e integración

Uno de los grandes activos que queda de la alianza entre el Museo Nacional y el área de Educación del IDIPRON es el diseño e implementación de una metodología de tres módulos para el estudio de la Historia de Colombia, el cual se imparte a los jóvenes vinculados al proceso.

Estas nuevas metodologías han sido valiosas para el Museo Nacional y para el IDIPRON porque fortalecen el vínculo. Es un aprendizaje de la historia diferente, que no es jarto. Es la historia de cada uno de nosotros y lo que queremos es certificarlo a través de un modelo de educación flexible que apruebe la Secretaría Distrital o el Ministerio de Educación. Lo que se busca es que desde el área de Educación y Espiritualidad del IDIPRON se amplíe esta experiencia pedagógica”, expresó Góngora.

El proceso con los chicos de Luna Park ha sido maravilloso, porque el arte es una forma de mitigar. La experiencia ha sido enorme en el tema de historia y rescate de la memoria. Ojalá, más adelante, otras casas del IDIPRON puedan participar en estas actividades”, concluyó Susana Fergusson.

 

 

[safe_summary] => ) ) ) [field_mes] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 19 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 19 [vid] => 4 [name] => Octubre [description] => [format] => filtered_html [weight] => 9 [vocabulary_machine_name] => mes [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_dia] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 49 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 49 [vid] => 3 [name] => 29 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 2 [vocabulary_machine_name] => dia [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_ano] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 88 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 88 [vid] => 5 [name] => 2019 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 1 [vocabulary_machine_name] => a_o [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [field_image] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 2075 [uid] => 1 [filename] => imagen-maqueta-nuevo-bronx.jpg [uri] => public://imagen-maqueta-nuevo-bronx.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 92897 [status] => 1 [timestamp] => 1572380307 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Imagen maqueta nuevo Bronx [title] => Imagen maqueta nuevo Bronx [width] => 780 [height] => 374 ) ) ) [field_categoria_n] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 52 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 52 [vid] => 6 [name] => Noticias Idipron [description] => [format] => filtered_html [weight] => 0 [vocabulary_machine_name] => categor_a_noticias [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [metatags] => Array ( [en] => Array ( [description] => Array ( [value] => Con un acuerdo de voluntades entre el Museo Nacional de Colombia, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (Fuga) y el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud -IDIPRON- comenzó en 2018 un interesante proyecto cultural que busca integrar en un solo espacio un Museo Memoria de la antigua “L” o “calle de Bronx”, que se llamará ‘La Esquina Redonda’. ) [keywords] => Array ( [value] => memoria, museo, Bronx, ibermuseos, Idartes ) [og:see_also] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-maqueta-nuevo-bronx.jpg ) [og:image] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-maqueta-nuevo-bronx.jpg ) [og:image:url] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-maqueta-nuevo-bronx.jpg ) [og:image:secure_url] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-maqueta-nuevo-bronx.jpg ) [og:image:type] => Array ( [value] => jpg ) [twitter:image] => Array ( [value] => http://www.idipron.gov.co/sites/default/files/imagen-maqueta-nuevo-bronx.jpg ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1572380307 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 1 [comment_count] => 0 [disqus] => Array ( [domain] => idipron [url] => http://www.idipron.gov.co/tres-entidades-trabajan-en-el-museo-de-la-memoria [title] => Tres entidades trabajan en el museo de la memoria ‘La Esquina Redonda’ [identifier] => node/1343 [status] => 1 ) [name] => admin [picture] => 0 [data] => a:5:{s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 )