You are here

A propósito de la Semana del Buen Trato... “Empieza en la familia”

Categoría: Noticias Idipron

Por: Andrés Alonso Carmona Echeverri

Empiezo este escrito con un proverbio africano que dice "El niño que no es abrazado por su tribu cuando sea adulto, quemará la aldea para sentir calor". (...cierra tus ojos y concluye...).

En días pasados visitando la página audiovisual Youtube (muy utilizada para música poco explorada para temas formativos) me encontré el canal Aprendemos juntos 2030 de BBVA, en el cual tratan temas relacionados con el bienestar personal, familiar y social, por cierto, temas relacionados y cercanos a nuestra misión pedagógica y uno de los títulos me llamo bastante la atención “Más abrazos menos gritos”. Y en verdad, me puso a pensar y mucho, porque lo que se necesita para generar una mejor salud mental y un adecuado bienestar familiar, laboral y social, es ABRAZAR; además porque no solo se abraza con los brazos, también con las palabras agradables y sobre todo con los gestos de nuestro rostro y con el lenguaje corporal, pues nuestro cuerpo es una caja mágica de emociones que se expresan o retienen constantemente.  

Empiezo por decir que algunos expertos invitan a practicar la abrazo-terapia, acción propia de todos los seres vivos, creería que habría que observar más los animales, especialmente los mamíferos con sus crías (es increíble) y las plantas de manera particular los árboles altos que también se abrazan para crecer juntos (una árbol hace un bosque), valdría la pena dar una mirada detallada a las ramas y ver cómo nos enseñan a abrazar, parece una locura incluso que algunos sabios invitan a abrazar los árboles, algo de sabiduría y regocijo habrá (yo lo he hecho y es verdad).

El abrazo es una ofrenda que alienta la condición humana y reactiva la ternura hacia la otra persona que se abraza e incluso generalmente se devuelve con potencia y energía, se podría decir que es en doble vía (aunque a veces sentimos rechazo o frialdad), sino hay respuesta es porque quizás hay una herida, hay un duelo o un resentimiento no resuelto o no sintió el abrazo desde los primeros años de vida, porque a abrazar también se aprende desde el sistema o red familiar o red de apoyo, es puro instinto de supervivencia y protección de los seres humanos (a veces no lo comprendemos asi).  

Beneficios y formas de abrazar abundan, yo me detendré en lo primero, pues creo en lo que genera bienestar al ser humano, el abrazo es todo bondad, amortigua el cansancio, puede reducir los niveles de incertidumbre, libera oxitocina, amplia el margen de la amabilidad pues es conexión, propicia una lúcida afectividad, no en vano uno de los principios de la misionalidad del IDIPRON es el afecto, es decir que puedo afirmar que somos una entidad experta en dar abrazos e impulsa el otro principio, porque cuando abrazamos a la niña, al niño, al adolescente y al joven, brindamos alegría; alegría que transforma la vida de los más necesitados (habría que estudiar los abrazos del sistema preventivo de Juan Bosco y reconocer los abrazos de Javier de Nicoló y su modelo pedagógico implementado en el distrito con quien era rechazado por su familia y la sociedad).  

Conclusión personal y pedagógica, después de este cuento de los abrazos que podría ser tema de investigación y profundización (esto es un abrebocas), ABRAZAR MAS, menos gritar; porque el grito asusta, bloquea la relación, genera miedo, da mal humor, es perdida de autoridad y un detalle anatómico lastima la membrana de la cóclea en el oído, que es la que envía los mensajes al cerebro; entonces cuando se grita la otra persona, aunque sea irónico no escucha, hasta pedimos el favor -No me grites- mejor dicho, saca tus propias conclusiones cuando gritas. Así que a bajar el volumen (inténtalo) aunque puedes hablar con voz fuerte pero que se sienta que lo haces con ternura y ternura no es debilidad sino una virtud.

Si deseas más información me puedes escribir al correo electrónico andres.carmona@idipron.gov.co o al WhatsApp 314-6213670, mucho por aprender, pues uno aprende todos los días. Gracias por escucharme al otro lado.

Siguiente Anterior
stdClass Object
(
    [vid] => 3513
    [uid] => 1
    [title] => A propósito de la Semana del Buen Trato... “Empieza en la familia”
    [log] => 
    [status] => 1
    [comment] => 1
    [promote] => 1
    [sticky] => 0
    [nid] => 3513
    [type] => noticias
    [language] => en
    [created] => 1669150214
    [changed] => 1669150256
    [tnid] => 0
    [translate] => 0
    [revision_timestamp] => 1669150256
    [revision_uid] => 1
    [body] => Array
        (
            [und] => Array
                (
                    [0] => Array
                        (
                            [value] => 

Por: Andrés Alonso Carmona Echeverri

Empiezo este escrito con un proverbio africano que dice "El niño que no es abrazado por su tribu cuando sea adulto, quemará la aldea para sentir calor". (...cierra tus ojos y concluye...).

En días pasados visitando la página audiovisual Youtube (muy utilizada para música poco explorada para temas formativos) me encontré el canal Aprendemos juntos 2030 de BBVA, en el cual tratan temas relacionados con el bienestar personal, familiar y social, por cierto, temas relacionados y cercanos a nuestra misión pedagógica y uno de los títulos me llamo bastante la atención “Más abrazos menos gritos”. Y en verdad, me puso a pensar y mucho, porque lo que se necesita para generar una mejor salud mental y un adecuado bienestar familiar, laboral y social, es ABRAZAR; además porque no solo se abraza con los brazos, también con las palabras agradables y sobre todo con los gestos de nuestro rostro y con el lenguaje corporal, pues nuestro cuerpo es una caja mágica de emociones que se expresan o retienen constantemente.  

Empiezo por decir que algunos expertos invitan a practicar la abrazo-terapia, acción propia de todos los seres vivos, creería que habría que observar más los animales, especialmente los mamíferos con sus crías (es increíble) y las plantas de manera particular los árboles altos que también se abrazan para crecer juntos (una árbol hace un bosque), valdría la pena dar una mirada detallada a las ramas y ver cómo nos enseñan a abrazar, parece una locura incluso que algunos sabios invitan a abrazar los árboles, algo de sabiduría y regocijo habrá (yo lo he hecho y es verdad).

El abrazo es una ofrenda que alienta la condición humana y reactiva la ternura hacia la otra persona que se abraza e incluso generalmente se devuelve con potencia y energía, se podría decir que es en doble vía (aunque a veces sentimos rechazo o frialdad), sino hay respuesta es porque quizás hay una herida, hay un duelo o un resentimiento no resuelto o no sintió el abrazo desde los primeros años de vida, porque a abrazar también se aprende desde el sistema o red familiar o red de apoyo, es puro instinto de supervivencia y protección de los seres humanos (a veces no lo comprendemos asi).  

Beneficios y formas de abrazar abundan, yo me detendré en lo primero, pues creo en lo que genera bienestar al ser humano, el abrazo es todo bondad, amortigua el cansancio, puede reducir los niveles de incertidumbre, libera oxitocina, amplia el margen de la amabilidad pues es conexión, propicia una lúcida afectividad, no en vano uno de los principios de la misionalidad del IDIPRON es el afecto, es decir que puedo afirmar que somos una entidad experta en dar abrazos e impulsa el otro principio, porque cuando abrazamos a la niña, al niño, al adolescente y al joven, brindamos alegría; alegría que transforma la vida de los más necesitados (habría que estudiar los abrazos del sistema preventivo de Juan Bosco y reconocer los abrazos de Javier de Nicoló y su modelo pedagógico implementado en el distrito con quien era rechazado por su familia y la sociedad).  

Conclusión personal y pedagógica, después de este cuento de los abrazos que podría ser tema de investigación y profundización (esto es un abrebocas), ABRAZAR MAS, menos gritar; porque el grito asusta, bloquea la relación, genera miedo, da mal humor, es perdida de autoridad y un detalle anatómico lastima la membrana de la cóclea en el oído, que es la que envía los mensajes al cerebro; entonces cuando se grita la otra persona, aunque sea irónico no escucha, hasta pedimos el favor -No me grites- mejor dicho, saca tus propias conclusiones cuando gritas. Así que a bajar el volumen (inténtalo) aunque puedes hablar con voz fuerte pero que se sienta que lo haces con ternura y ternura no es debilidad sino una virtud.

Si deseas más información me puedes escribir al correo electrónico andres.carmona@idipron.gov.co o al WhatsApp 314-6213670, mucho por aprender, pues uno aprende todos los días. Gracias por escucharme al otro lado.

[summary] => [format] => full_html [safe_value] =>

Por: Andrés Alonso Carmona Echeverri

Empiezo este escrito con un proverbio africano que dice "El niño que no es abrazado por su tribu cuando sea adulto, quemará la aldea para sentir calor". (...cierra tus ojos y concluye...).

En días pasados visitando la página audiovisual Youtube (muy utilizada para música poco explorada para temas formativos) me encontré el canal Aprendemos juntos 2030 de BBVA, en el cual tratan temas relacionados con el bienestar personal, familiar y social, por cierto, temas relacionados y cercanos a nuestra misión pedagógica y uno de los títulos me llamo bastante la atención “Más abrazos menos gritos”. Y en verdad, me puso a pensar y mucho, porque lo que se necesita para generar una mejor salud mental y un adecuado bienestar familiar, laboral y social, es ABRAZAR; además porque no solo se abraza con los brazos, también con las palabras agradables y sobre todo con los gestos de nuestro rostro y con el lenguaje corporal, pues nuestro cuerpo es una caja mágica de emociones que se expresan o retienen constantemente.  

Empiezo por decir que algunos expertos invitan a practicar la abrazo-terapia, acción propia de todos los seres vivos, creería que habría que observar más los animales, especialmente los mamíferos con sus crías (es increíble) y las plantas de manera particular los árboles altos que también se abrazan para crecer juntos (una árbol hace un bosque), valdría la pena dar una mirada detallada a las ramas y ver cómo nos enseñan a abrazar, parece una locura incluso que algunos sabios invitan a abrazar los árboles, algo de sabiduría y regocijo habrá (yo lo he hecho y es verdad).

El abrazo es una ofrenda que alienta la condición humana y reactiva la ternura hacia la otra persona que se abraza e incluso generalmente se devuelve con potencia y energía, se podría decir que es en doble vía (aunque a veces sentimos rechazo o frialdad), sino hay respuesta es porque quizás hay una herida, hay un duelo o un resentimiento no resuelto o no sintió el abrazo desde los primeros años de vida, porque a abrazar también se aprende desde el sistema o red familiar o red de apoyo, es puro instinto de supervivencia y protección de los seres humanos (a veces no lo comprendemos asi).  

Beneficios y formas de abrazar abundan, yo me detendré en lo primero, pues creo en lo que genera bienestar al ser humano, el abrazo es todo bondad, amortigua el cansancio, puede reducir los niveles de incertidumbre, libera oxitocina, amplia el margen de la amabilidad pues es conexión, propicia una lúcida afectividad, no en vano uno de los principios de la misionalidad del IDIPRON es el afecto, es decir que puedo afirmar que somos una entidad experta en dar abrazos e impulsa el otro principio, porque cuando abrazamos a la niña, al niño, al adolescente y al joven, brindamos alegría; alegría que transforma la vida de los más necesitados (habría que estudiar los abrazos del sistema preventivo de Juan Bosco y reconocer los abrazos de Javier de Nicoló y su modelo pedagógico implementado en el distrito con quien era rechazado por su familia y la sociedad).  

Conclusión personal y pedagógica, después de este cuento de los abrazos que podría ser tema de investigación y profundización (esto es un abrebocas), ABRAZAR MAS, menos gritar; porque el grito asusta, bloquea la relación, genera miedo, da mal humor, es perdida de autoridad y un detalle anatómico lastima la membrana de la cóclea en el oído, que es la que envía los mensajes al cerebro; entonces cuando se grita la otra persona, aunque sea irónico no escucha, hasta pedimos el favor -No me grites- mejor dicho, saca tus propias conclusiones cuando gritas. Así que a bajar el volumen (inténtalo) aunque puedes hablar con voz fuerte pero que se sienta que lo haces con ternura y ternura no es debilidad sino una virtud.

Si deseas más información me puedes escribir al correo electrónico andres.carmona@idipron.gov.co o al WhatsApp 314-6213670, mucho por aprender, pues uno aprende todos los días. Gracias por escucharme al otro lado.

[safe_summary] => ) ) ) [field_mes] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 20 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 20 [vid] => 4 [name] => Noviembre [description] => [format] => filtered_html [weight] => 10 [vocabulary_machine_name] => mes [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_dia] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 37 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 37 [vid] => 3 [name] => 17 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 15 [vocabulary_machine_name] => dia [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_ano] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 278 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 278 [vid] => 5 [name] => 2022 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 3 [vocabulary_machine_name] => a_o [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [field_image] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 5764 [uid] => 1 [filename] => BlogSemanaBuenTrato1.jpg [uri] => public://BlogSemanaBuenTrato1.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 221007 [status] => 1 [timestamp] => 1669150214 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => [title] => [width] => 780 [height] => 374 ) ) ) [field_categoria_n] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 52 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 52 [vid] => 6 [name] => Noticias Idipron [description] => [format] => filtered_html [weight] => 0 [vocabulary_machine_name] => categor_a_noticias [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [field_galeria_imagen_noticias] => Array ( ) [metatags] => Array ( [en] => Array ( [og:image] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/BlogSemanaBuenTrato1.jpg ) [og:image:url] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/BlogSemanaBuenTrato1.jpg ) [og:image:secure_url] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/BlogSemanaBuenTrato1.jpg ) [twitter:card] => Array ( [value] => summary_large_image ) [twitter:image] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/BlogSemanaBuenTrato1.jpg ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1669150214 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 1 [comment_count] => 0 [disqus] => Array ( [domain] => idipron [url] => https://www.idipron.gov.co/a-proposito-de-la-semana-del-buen-trato-empieza-en-la-familia [title] => A propósito de la Semana del Buen Trato... “Empieza en la familia” [identifier] => node/3513 [status] => 1 ) [name] => admin [picture] => 0 [data] => a:5:{s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 )
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortbakırköy escortbakırköy escort