You are here

Crónica de un reencuentro en IDIPRON

Crónica de un reencuentro

Categoría: Noticias Idipron

Por Álvaro Frías Cruz

Todos los días, Daina, Verónica, Rita, Silvia, Tatiana y Julia rezaban el rosario pidiéndole a la virgen que su hermano, sobrino y nieto Nelson estuviera vivo. Como ellas, en Colombia, miles de familias sufren el flagelo de la desaparición forzada de un familiar. El 10 de junio de 2018, fue la última vez que vieron al joven Nelson Cataño Peña, de 23 años de edad, oriundo de Girardota (Antioquia). Nelson vive con una discapacidad cognitiva y sufre de epilepsia.

A las pocas horas de su desaparición, sus familiares iniciaron la búsqueda y denunciaron los hechos ante las autoridades. Distribuyeron papeles con la foto de Nelson en todo el Valle del Aburra. Fueron llamados de muchas partes, con intenciones abusivas y fraudulentas, donde decían tener información y a cambio pedían dinero. En una oportunidad, les dijeron que Nelson había fallecido en una masacre en otra parte de Antioquia. Hasta allá fueron a constatar con sus propios ojos que Nelson no estuviera entre las víctimas. Sus familiares nunca perdieron la esperanza de encontrarlo.

Fueron muchas las noches de llanto, insomnio e incertidumbre anidadas en los corazones de ellas, pero nunca perdieron la esperanza.

En la investigación permanente de las familias, Daina Peña realizó una búsqueda de su sobrino en Facebook. Entre los resultados encontró un perfil con el nombre de su sobrino donde se decía “Estudiando en IDIPRON”. Con esta pista, el 2 de mayo de 2021, Daina Peña radicó un derecho de petición al IDIPRON donde solicitaba información sobre Nelson y su pertenencia con la institución. Era una pista y tenían que descartarla como fuera, porque es mucho más duro la zozobra y la ausencia del ser querido. Ella sentía la obligación de indagar cualquier información. Desde al Área Sociolegal y de Justicia Restaurativa, entablamos un diálogo directo con Daina Peña, para solicitar la documentación correspondiente para acreditar el parentesco y las denuncias presentadas por la desaparición. Con los soportes, se entabló comunicación telefónica con ellas, para informar que Nelson estaba vivo y se encontraba en la institución y se organizó una fecha de reencuentro.

De cómo Nelson llegó a Bogotá, es algo que desconocemos, pero sabemos que, en una noche lluviosa del 21 de agosto de 2018, Nelson se encontraba habitando calle sometido a los peligros, el frio y las violencias en el centro de la capital.  Pero también fue testigo del afecto y apoyo del personal de IDIPRON, quienes le ofrecieron los programas de la entidad, para jóvenes habitantes de calle. Han pasado más de tres años que Nelson se desapareció de su familia. Durante este tiempo Nelson, inició su proceso en OASIS, pasó a UPI PERDOMO y actualmente se encuentra en UPI RIOJA cursando sexto de bachillerato. También está vinculado en los convenios con la localidad de San Cristóbal, en el proceso de recuperación de los cerros y plantación de especies nativas, con el apoyo técnico del Jardín Botánico de Bogotá.  Le gusta caminar por Bogotá, y en especial, ir a la Plaza de Bolívar y darle de comer a las palomas y disfrutar de un helado de chocolate o una hamburguesa.

El día 7 de mayo de 2021, con intervención desde las áreas psicosocial y sociolegal, se realizó reencuentro familiar entre Daina Peña y Nelson Cataño Peña en la UPI Rioja, después de tres años de haber perdido su rastro. La historia de Catañito, como le dicen fraternalmente sus compañeros de unidad, quedará marcada en la vida de la familia y en el propósito de la existencia del IDIPRON, como un pequeño aporte en la búsqueda y la felicidad de las familias, en el doloroso mundo de los desaparecidos en Colombia. Esta historia es también un reconocimiento y homenaje a todo el personal administrativo y misional, que anónimamente, a lo largo de todos estos 54 años, han brindado afecto y apoyo, a miles de jóvenes en habitabilidad de calle, como Nelson, a quienes sus familias no han perdido la esperanza de encontrarlos.

Siguiente Anterior
stdClass Object
(
    [vid] => 3032
    [uid] => 1
    [title] => Crónica de un reencuentro en IDIPRON
    [log] => 
    [status] => 1
    [comment] => 1
    [promote] => 1
    [sticky] => 0
    [nid] => 3032
    [type] => noticias
    [language] => en
    [created] => 1655566916
    [changed] => 1655655969
    [tnid] => 0
    [translate] => 0
    [revision_timestamp] => 1655655969
    [revision_uid] => 1
    [body] => Array
        (
            [und] => Array
                (
                    [0] => Array
                        (
                            [value] => 

Por Álvaro Frías Cruz

Todos los días, Daina, Verónica, Rita, Silvia, Tatiana y Julia rezaban el rosario pidiéndole a la virgen que su hermano, sobrino y nieto Nelson estuviera vivo. Como ellas, en Colombia, miles de familias sufren el flagelo de la desaparición forzada de un familiar. El 10 de junio de 2018, fue la última vez que vieron al joven Nelson Cataño Peña, de 23 años de edad, oriundo de Girardota (Antioquia). Nelson vive con una discapacidad cognitiva y sufre de epilepsia.

A las pocas horas de su desaparición, sus familiares iniciaron la búsqueda y denunciaron los hechos ante las autoridades. Distribuyeron papeles con la foto de Nelson en todo el Valle del Aburra. Fueron llamados de muchas partes, con intenciones abusivas y fraudulentas, donde decían tener información y a cambio pedían dinero. En una oportunidad, les dijeron que Nelson había fallecido en una masacre en otra parte de Antioquia. Hasta allá fueron a constatar con sus propios ojos que Nelson no estuviera entre las víctimas. Sus familiares nunca perdieron la esperanza de encontrarlo.

Fueron muchas las noches de llanto, insomnio e incertidumbre anidadas en los corazones de ellas, pero nunca perdieron la esperanza.

En la investigación permanente de las familias, Daina Peña realizó una búsqueda de su sobrino en Facebook. Entre los resultados encontró un perfil con el nombre de su sobrino donde se decía “Estudiando en IDIPRON”. Con esta pista, el 2 de mayo de 2021, Daina Peña radicó un derecho de petición al IDIPRON donde solicitaba información sobre Nelson y su pertenencia con la institución. Era una pista y tenían que descartarla como fuera, porque es mucho más duro la zozobra y la ausencia del ser querido. Ella sentía la obligación de indagar cualquier información. Desde al Área Sociolegal y de Justicia Restaurativa, entablamos un diálogo directo con Daina Peña, para solicitar la documentación correspondiente para acreditar el parentesco y las denuncias presentadas por la desaparición. Con los soportes, se entabló comunicación telefónica con ellas, para informar que Nelson estaba vivo y se encontraba en la institución y se organizó una fecha de reencuentro.

De cómo Nelson llegó a Bogotá, es algo que desconocemos, pero sabemos que, en una noche lluviosa del 21 de agosto de 2018, Nelson se encontraba habitando calle sometido a los peligros, el frio y las violencias en el centro de la capital.  Pero también fue testigo del afecto y apoyo del personal de IDIPRON, quienes le ofrecieron los programas de la entidad, para jóvenes habitantes de calle. Han pasado más de tres años que Nelson se desapareció de su familia. Durante este tiempo Nelson, inició su proceso en OASIS, pasó a UPI PERDOMO y actualmente se encuentra en UPI RIOJA cursando sexto de bachillerato. También está vinculado en los convenios con la localidad de San Cristóbal, en el proceso de recuperación de los cerros y plantación de especies nativas, con el apoyo técnico del Jardín Botánico de Bogotá.  Le gusta caminar por Bogotá, y en especial, ir a la Plaza de Bolívar y darle de comer a las palomas y disfrutar de un helado de chocolate o una hamburguesa.

El día 7 de mayo de 2021, con intervención desde las áreas psicosocial y sociolegal, se realizó reencuentro familiar entre Daina Peña y Nelson Cataño Peña en la UPI Rioja, después de tres años de haber perdido su rastro. La historia de Catañito, como le dicen fraternalmente sus compañeros de unidad, quedará marcada en la vida de la familia y en el propósito de la existencia del IDIPRON, como un pequeño aporte en la búsqueda y la felicidad de las familias, en el doloroso mundo de los desaparecidos en Colombia. Esta historia es también un reconocimiento y homenaje a todo el personal administrativo y misional, que anónimamente, a lo largo de todos estos 54 años, han brindado afecto y apoyo, a miles de jóvenes en habitabilidad de calle, como Nelson, a quienes sus familias no han perdido la esperanza de encontrarlos.

[summary] => [format] => full_html [safe_value] =>

Por Álvaro Frías Cruz

Todos los días, Daina, Verónica, Rita, Silvia, Tatiana y Julia rezaban el rosario pidiéndole a la virgen que su hermano, sobrino y nieto Nelson estuviera vivo. Como ellas, en Colombia, miles de familias sufren el flagelo de la desaparición forzada de un familiar. El 10 de junio de 2018, fue la última vez que vieron al joven Nelson Cataño Peña, de 23 años de edad, oriundo de Girardota (Antioquia). Nelson vive con una discapacidad cognitiva y sufre de epilepsia.

A las pocas horas de su desaparición, sus familiares iniciaron la búsqueda y denunciaron los hechos ante las autoridades. Distribuyeron papeles con la foto de Nelson en todo el Valle del Aburra. Fueron llamados de muchas partes, con intenciones abusivas y fraudulentas, donde decían tener información y a cambio pedían dinero. En una oportunidad, les dijeron que Nelson había fallecido en una masacre en otra parte de Antioquia. Hasta allá fueron a constatar con sus propios ojos que Nelson no estuviera entre las víctimas. Sus familiares nunca perdieron la esperanza de encontrarlo.

Fueron muchas las noches de llanto, insomnio e incertidumbre anidadas en los corazones de ellas, pero nunca perdieron la esperanza.

En la investigación permanente de las familias, Daina Peña realizó una búsqueda de su sobrino en Facebook. Entre los resultados encontró un perfil con el nombre de su sobrino donde se decía “Estudiando en IDIPRON”. Con esta pista, el 2 de mayo de 2021, Daina Peña radicó un derecho de petición al IDIPRON donde solicitaba información sobre Nelson y su pertenencia con la institución. Era una pista y tenían que descartarla como fuera, porque es mucho más duro la zozobra y la ausencia del ser querido. Ella sentía la obligación de indagar cualquier información. Desde al Área Sociolegal y de Justicia Restaurativa, entablamos un diálogo directo con Daina Peña, para solicitar la documentación correspondiente para acreditar el parentesco y las denuncias presentadas por la desaparición. Con los soportes, se entabló comunicación telefónica con ellas, para informar que Nelson estaba vivo y se encontraba en la institución y se organizó una fecha de reencuentro.

De cómo Nelson llegó a Bogotá, es algo que desconocemos, pero sabemos que, en una noche lluviosa del 21 de agosto de 2018, Nelson se encontraba habitando calle sometido a los peligros, el frio y las violencias en el centro de la capital.  Pero también fue testigo del afecto y apoyo del personal de IDIPRON, quienes le ofrecieron los programas de la entidad, para jóvenes habitantes de calle. Han pasado más de tres años que Nelson se desapareció de su familia. Durante este tiempo Nelson, inició su proceso en OASIS, pasó a UPI PERDOMO y actualmente se encuentra en UPI RIOJA cursando sexto de bachillerato. También está vinculado en los convenios con la localidad de San Cristóbal, en el proceso de recuperación de los cerros y plantación de especies nativas, con el apoyo técnico del Jardín Botánico de Bogotá.  Le gusta caminar por Bogotá, y en especial, ir a la Plaza de Bolívar y darle de comer a las palomas y disfrutar de un helado de chocolate o una hamburguesa.

El día 7 de mayo de 2021, con intervención desde las áreas psicosocial y sociolegal, se realizó reencuentro familiar entre Daina Peña y Nelson Cataño Peña en la UPI Rioja, después de tres años de haber perdido su rastro. La historia de Catañito, como le dicen fraternalmente sus compañeros de unidad, quedará marcada en la vida de la familia y en el propósito de la existencia del IDIPRON, como un pequeño aporte en la búsqueda y la felicidad de las familias, en el doloroso mundo de los desaparecidos en Colombia. Esta historia es también un reconocimiento y homenaje a todo el personal administrativo y misional, que anónimamente, a lo largo de todos estos 54 años, han brindado afecto y apoyo, a miles de jóvenes en habitabilidad de calle, como Nelson, a quienes sus familias no han perdido la esperanza de encontrarlos.

[safe_summary] => ) ) ) [field_mes] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 15 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 15 [vid] => 4 [name] => Junio [description] => [format] => filtered_html [weight] => 5 [vocabulary_machine_name] => mes [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_dia] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 38 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 38 [vid] => 3 [name] => 18 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 22 [vocabulary_machine_name] => dia [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) ) ) ) ) [field_ano] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 278 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 278 [vid] => 5 [name] => 2022 [description] => [format] => filtered_html [weight] => 3 [vocabulary_machine_name] => a_o [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [field_image] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 5231 [uid] => 1 [filename] => Bannernota_reencuentro.png [uri] => public://Bannernota_reencuentro.png [filemime] => image/png [filesize] => 191370 [status] => 1 [timestamp] => 1655566916 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Crónica de un reencuentro [title] => Crónica de un reencuentro [width] => 780 [height] => 374 ) ) ) [field_categoria_n] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 52 [taxonomy_term] => stdClass Object ( [tid] => 52 [vid] => 6 [name] => Noticias Idipron [description] => [format] => filtered_html [weight] => 0 [vocabulary_machine_name] => categor_a_noticias [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => skos:Concept ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => rdfs:label [1] => skos:prefLabel ) ) [description] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:definition ) ) [vid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:inScheme ) [type] => rel ) [parent] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => skos:broader ) [type] => rel ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) ) ) ) ) [metatags] => Array ( [en] => Array ( [og:image] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/Bannernota_reencuentro.png ) [og:image:url] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/Bannernota_reencuentro.png ) [og:image:secure_url] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/Bannernota_reencuentro.png ) [twitter:card] => Array ( [value] => summary_large_image ) [twitter:image] => Array ( [value] => https://www.idipron.gov.co/sites/default/files/Bannernota_reencuentro.png ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1655566916 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 1 [comment_count] => 0 [disqus] => Array ( [domain] => idipron [url] => https://www.idipron.gov.co/cronica-de-un-reencuentro [title] => Crónica de un reencuentro en IDIPRON [identifier] => node/3032 [status] => 1 ) [name] => admin [picture] => 0 [data] => a:5:{s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 )
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortbakırköy escortbakırköy escort